Ad

Un Rayo no afecta al cemento (ni viceversa)

23 de agosto, 21 horas, Estadio Victoria, Aguascalientes, México

El Estadio Victoria se quedó sin hacer honor a su nombre y este partido termino con un justo empate, debido al gran respecto que se tuvieron estos dos equipos. Ni Necaxa ni Cruz Azul hicieron más de la cuenta por intentar ganar este partido y esto, al final de los 90´, quedó reflejado en el marcador.

Ad

Primer tiempo

El primer tiempo hizo honor al respeto entre los dos equipos. Aquí quedó demostrado más que en el resto del partido. Hubo muy pocas ocasiones que podamos destacar como claras para conseguir un gol.

Quizás para la Máquina, la ocasión más clara fue el cabezazo de Ángel Mena, que con esta acción estuvo apunto de conseguir el gol visitante si no hubiera sido por la gran actuación del guardameta, que tuvo la velocidad de un rayo para despejar, de un manotazo, el balón fuera de su portería.
Por parte de Necaxa, hubo varias ocasiones, sobre todo disparo desde fuera del área, pero ninguno con mayor peligro.

Segundo tiempo

Para el segundo tiempo se guardaron las emociones fuertes. Dentro del primer cuarto de hora del tiempo complementario, en el 54´, un despeje del arquero de Necaxa, Barovero, originó un pase con el pecho de Carlos, dejo solo a Pablo Velázquez y este batió sin problemas a Corona.

Pero no duró mucho el marcador a favor de los Rayos. En el 68´, una buena jugada de Edgar Méndez acabó en un penal sobre este jugador. Agarró el balón decidido y el mismo batió al arquero para poner las tablas en el marcador.

Este sería el tercer empate a uno de la jornada, tras los partidos de Atlas-Lobos y Santos-Guadalajara que acabaron con el mismo resultado. Quizás el que menos mal sale de este partido es Cruz Azul, que pudo haber perdido este partido y rescató un punto que lo sigue dejando dentro del pódium de esta liga.

Ad

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here