Ad

El duelo jugado en Stamford Bridge nos recordó porqué la Champions League es uno de los torneos más competitivos de fútbol en el mundo, impresionante festival de goles.

Ya sabemos que la Liga MX es la mejor del mundo, pero tenemos que aceptar que la Champions League tiene un lugar especial reservado en nuestro corazón futbolero. Desde el día de ayer ya había regresado la competencia con el empate a un gol entre el Real Madrid y el Tottenham, así como la victoria del Manchester City contra el Napoli por 2 a 1, también pudimos ver una histórica goleada a domicilio por 7 goles a 0 del Liverpool al Maribor, el debut del primer arquero mexicano (Raúl Gudiño) en la Champions League contra el Borussia Dortmund jugando para el Apoel de Nicosia y hasta la derrota por 3 a 2 del Porto mexicano a manos del RB Leipzig.

Ad

Pero los duelos más emocionantes son aquellos que terminan siendo de ida y vuelta, este miércoles obtuvimos una de esas tan mentadas “noches mágicas de Champions” por las que tanto suspiramos. Los equipos involucrados fueron el Chelsea de Inglaterra y la AS Roma de Italia, un duelo que terminó con un empate a 3 goles y que fue un orgasmo visual para cualquier amante de este bello deporte. El partido arrancó con un golazo desde fuera del área por parte de David Luiz para el Chelsea, su golpeo fue verdaderamente de primer nivel y el balón se terminó metiendo por el palo del portero.

Después vimos un golazo de volea de Eden Hazard tras un centro desviado de Álvaro Morata, parecía que Chelsea iba a tener un día tranquilo en la oficina pero la Roma tenía otros planes. Corría el minuto 40 de partido tres minutos después del gol de Hazard, cuando el lateral derecho Kolarov tomó un balón y realizó una jugada individual que terminó en un disparo potente imparable para Thibaut Courtois, ese era el descuento para los italianos. Luego llegó el mejor gol de la jornada sin dudas, una volea conectada por Edin Dzeko que le dio el empate a la Roma y la capacidad de seguir soñando con la victoria.

En los últimos veinte minutos de partido pudimos ver cómo Dzeko encendió las alarmas en el Chelsea, la conexión entre él y Kolarov (ambos ex jugadores del Manchester City) rindió frutos en una jugada a balón parado para darle la ventaja a los visitantes. Pero Hazard iba a poner la última estocada en el que ya era un partido digno de verlo en repeticiones una y otra vez, su gol de cabeza a pase de Pedro con 15 minutos aún en el reloj dictaron sentencia a un resultado en el que ambos equipos se fueron a casa con un punto en el bolsillo. Pero más que nada, dejaron muy satisfechos a todos los aficionados y periodistas que presenciaron esta delicia de encuentro entre dos clubes top en el mundo del fútbol europeo.

¿Desde dónde vieron este partido? ¡Esperamos su opinión en la sección de comentarios!

Ad

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here