Ad

Con su último Tweet en el que jura “castigar” a los responsables por todo el caso con Oswaldo Alanís, Jorge Vergara nos demostró lo impredecible que puede llegar a ser.

Si por un momento creyeron el Tweet de Jorge Vergara, en el que se mostró enojado con el mal trato que se le dio a Oswaldo Alanís y juró tomar cartas en el asunto, déjenme decirles que son unos ilusos. Vergara es un viejo lobo de mar que sabe perfectamente lo que hace y dice, no existe un sólo tema que se le escape de las manos al dueño de Chivas y cada acción suya ya sea pública o privada está fríamente calculada. Lo que sucedió con Oswaldo Alanís en las últimas semanas, fue orquestado por Vergara, pero sus publicistas le aconsejaron intentar desmarcarse del escándalo para no dañar su imagen con ese Tweet. Tal vez muchos le creyeron, pero yo que tuve una experiencia nada placentera de cerca con él puedo decirles que no me trago sus mentiras. Lo firma un escritor de fútbol que desde niño es aficionado a Chivas, pero desde que Vergara tomó control ha estado desilusionado por los malos manejos del señor.

Ad

Mi experiencia en sí pasó hace cinco o seis años, cuando yo empezaba mi carrera escribiendo sobre este hermoso deporte para Goal.com, uno de los sitios web de información futbolera más grandes y reconocidos del mundo. En aquel entonces yo vivía en Guadalajara y me tocaba cubrir toda la actualidad de los equipos de la ciudad, siempre estaba en busca de alguna exclusiva o una buena historia qué contar. Curiosamente una de las más “jugosas” que pude encontrar, fue a cerca del Rebaño gracias a un ex compañero de la preparatoria que entrenaba categorías menores del club en aquel entonces. Esta persona permanecerá anónima para proteger su identidad, él me dio información sobre un manual de prácticas que Chivas utilizaba con todas sus categorías menores para entrenar a los infantiles, un manual que no se había actualizado desde hace décadas. Esta información me pareció importante y siguiendo el método periodístico de investigación, le pregunté a mi amigo si me permitía citarlo como fuente para una exclusiva; él accedió sin imaginar lo que pasaría después.

La nota se publicó y tuvo una buena recepción en la página, se hizo eco internacional con las otras publicaciones, pero un par de días después recibí una llamada que cambió mi perspectiva del club y me hizo perder respeto por el señor Vergara. Al contestar el celular una mujer que en ese entonces era representante de comunicación del club rojiblanco, me acusó de haber mentido en mi artículo y me ordenó que bajara la nota del portal. Me quedé helado al pensar que la información compartida por mi amigo no era verídica, minutos después de la llamada me marcó él; en su voz se notaba que estaba desesperado y molesto. Mi amigo me dijo que acababa de salir de una junta con Vergara y José Luis Real, que era entrenador de fuerzas básicas en aquel entonces. En esa junta, Vergara estaba muy molesto y reaccionó muy mal por la información que mi amigo me dio sobre el viejo manual de entrenamientos. El señor Vergara terminó despidiendo a mi amigo, yo terminé mandándole a Chivas todos los respaldos de investigación que tenía sobre la entrevista y no me metí en problemas porque yo había hecho mi trabajo.

Pero después de esa experiencia en la que el señor Vergara dejó a mi amigo sin trabajo por revelar información verídica a la prensa sin su consentimiento, me di cuenta que este señor se muestra de una forma en público y de otra en privado. Es por eso que cuando leí el Tweet, recordé el tipo de persona que es Vergara y porqué sigo pensando a día de hoy que Chivas estaría mucho mejor sin él. El club rojiblanco se convirtió en una marca más, dejó de ser la institución deportiva que fue antes de que llegara este señor, dejó de respetar la libertad de expresión de la prensa y comenzó a vetar a medios con los que discrepa a diestra y siniestra. El caso de Alanís, es sólo uno de tantos en el que el “jefe” no estuvo de acuerdo con algo, y dejó a su empleado sin amparo alguno. Pero como el caso de Oswaldo se hizo tan público, era obvio que Vergara iba a querer desmarcarse de la mala publicidad hacia su persona; pero no se dejen engañar queridos, aprendan a leer entre líneas como yo lo hice hace tiempo por las malas.

¿Cuál es el concepto que tienes sobre Jorge Vergara y cómo ha manejado a las Chivas como equipo de fútbol? ¡Danos tu opinión en la sección de comentarios!

Ad
SHARE
Previous articleOFICIAL: Ménez es nuevo jugador del América
Next articlePrevia Cruz Azul vs Xolos: La Máquina arranca el Clausura 2018 ante Tijuana
Pavel Ibarra Meda es un periodista, escritor y creador de contenido deportivo, cultural y filosófico con ocho años de trayectoria en medios digitales. Entre las principales empresas para las que ha trabajado se encuentra Goal.com (Perform Group), Data Sports Group y Underdog Global Sports. Durante su carrera decidió aprovechar el conocimiento que ha desarrollado gracias a su amor por la cultura y en 2015, junto a un colega suyo inauguró un website de periodismo cultural llamado Kinofilia (www.kinofilia.org). Sin embargo, Pavel no se ha alejado del periodismo deportivo ya que fue el primer género periodístico en el cuál incursionó. En Liga MX News, podrás ver contenido semana tras semana escrito por Pavel, con el análisis más agudo y provocativo sobre el panorama futbolístico nacional e internacional.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here