Ad

Después de la derrota del Manchester City en Anfield ante el Liverpool, el conjunto catalán se quedó en solitario como el único equipo invicto de las cinco grandes ligas de Europa.

Hasta este mañana, tanto el Manchester City como el FC Barcelona podían presumir en ser los únicos dos equipos de las cinco grandes ligas de Europa que todavía estaban invictos. El conjunto de Pep Guardiola tenía una salida muy peligrosa este domingo, enfrentaban al Liverpool de Jürgen Klopp que lleva un torneo en el que han logrado anotar muchos goles y en casa se hacen mucho más fuertes. Este domingo, los Reds olieron sangre con el City en su patio trasero y se aprovecharon para quitarles el invicto con goles de Alex Oxlade-Chamberlain, Roberto Firmino, Sadio Mane y Mohamed Salah. Salvo el gol del delantero inglés, todos los demás tantos llegaron gracias a errores de la defensa del City que sintió bastante la presión por parte de Anfield.

Ad

En la zona técnica podíamos ver a un Pep Guardiola bastante desencajado, porque por primera vez sintió que su equipo mostró debilidades importantes en una temporada casi perfecta para ellos, pero esto eventualmente tenía qué pasar. Muy pocos equipos en el mundo pueden lidiar con la enorme presión que supone mantenerse invictos durante un largo periodo de tiempo en la temporada, pero la desventaja todavía sirvió para que los Citizens respondieran y dejaran el marcador final de 4-3 en contra gracias a los goles de Leroy Sane, Bernardo Silva y un gol de Ilkay Gündogan de último minuto. Ahora el City se puede concentrar en su fútbol, puede jugar sin presiones y seguir dándonos excelentes actuaciones en esta gran temporada.

Pero esa presión que el City se quitó de encima, es un sentir que al Barcelona no parece no pesarle. Este domingo el conjunto de Valverde también tuvo una salida peligrosa, viajaron a San Sebastián para enfrentar a la Real Sociedad en Anoeta, un estadio donde han perdido puntos que les han costado campeonatos en el pasado reciente. Pero la inesperada derrota del Real Madrid en casa ante el Villarreal, era una motivación extra para alejarse 19 puntos por encima de los blancos. El Barcelona empezó perdiendo el partido con dos goles en contra en el primer tiempo, pero Paulinho empezó una remontada épica en la que Luis Suárez anotó dos golazos de bella factura y Leo Messi remató la faena con un precioso tiro libre cerca del final para un marcador de 2-4 como visitantes. Tres puntos más a la bolsa, mantienen el invicto y se alejan a 19 puntos del Real Madrid. Mejor, imposible.

¿Qué tanto más crees que le dure el invicto a este Barcelona? ¡Danos tu opinión en la sección de comentarios!

Ad

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here