Ad

Cuando parecía que León rescataba un punto en casa de su hermano mayor, los Tuzos del Pachuca lograron sacar la victoria sobre el final gracias a un penal cobrado por Keisuke Honda.

Este sábado se jugó uno de los partidos que en el papel deberían ser los menos importantes, pero debido a la situación de uno de los dos equipos las cosas se tornan más tensas debido a la presión por ganar. El Club León llegaba al Estadio Hidalgo del Pachuca sin poder ganar ahí desde el Torneo Clausura 2014 cuando se coronaron Bicampeones en casa de los Tuzos, el equipo de Gustavo Díaz no logra levantar cabeza y suma su quinta derrota en los últimos diez partidos que ha disputado en todas las competencias. Pero por si esto fuera poco, La Fiera ya suma su tercer partido consecutivo en Liga MX sin poder ganar y la soga está más apretada en el cuello del estratega charrúa que nunca. Pero el sabor de un punto estuvo por momentos en la boca de la afición esmeralda, un penal tuvo qué llegar a arruinar todo en el último minuto.

Ad

El partido fue mucho más disputado de lo que nos imaginábamos, León no quería ceder espacio alguno a los Tuzos del Pachuca y no pudimos disfrutar de un partido entretenido durante el primer tiempo y parte del segundo. León incluso le puso las cosas más difíciles a los Tuzos en el primer tiempo tras un solitario gol de Mauro Boselli en el que se encontró un balón desviado dentro del área y no perdonó frente al portero. El partido se terminó yendo al descanso con la victoria momentánea de los esmeraldas y una esperanza de poder sacar una victoria después de casi 4 años sin lograrlo, los Tuzos no se la iban a poner tan fácil al equipo de Gustavo Díaz. El segundo tiempo estuvo marcado por un error y una genialidad de gol que definió el partido.

Primero con veinte minutos en el reloj ya transcurridos, Sebastián Palacios anotó un gol de otro partido que nadie se esperaba. El futbolista agarró un balón en su propio campo, lo condujo hasta los linderos del área con una zancada impresionante y soltó un disparo imparable con comba que el arquero no pudo detener. Tras el gol del empate, el partido parecía que iba a terminar con este resultado en el marcador, pero Franco Jara fue derribado dentro del área en tiempo de descuento y el árbitro marcó penal para Pachuca. El japonés Keisuke Honda se perfiló para cobrarlo y lo anotó engañando al portero con un disparo cruzado. Esta victoria le da 14 puntos a Pachuca y deja al León con 11 en la tabla general.

¿Qué te pareció este partido en el Estadio Hidalgo? ¡Danos tu opinión en la sección de comentarios!

Ad

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here