Ad

Bastó con un gol de vestidor por parte del canterano Ortega para que Rafa Márquez tuviera la despedida ideal que esperaba, este viernes por la noche jugó su último partido en el Estadio Jalisco.

A pesar de ser un Derbi Tapatío, esta noche pareció que toda Guadalajara se tiño de rojo y negro para darle la despedida que se merece a uno de los mejores futbolistas mexicanos de todos los tiempos: el canterano del Atlas Rafael Márquez Álvarez. El nacido en Michoacán avisó durante la semana que esta sería su última temporada en el fútbol profesional, lo que nos hizo darnos cuenta que este viernes jugaría su último partido en el Estadio Jalisco y era obvio que todo el inmueble se iba a llenar para despedir a su capitán Rojinegro. Rafita es parte de una generación de futbolistas del Atlas que nutrieron a la Selección Nacional durante más de una década, él es el más avanzado de todos los jugadores que salieron de ahí y fue el que realmente tocó el cielo a nivel de clubes por la carrera internacional tan ilustre que tuvo durante 22 años de carrera.

Ad

El partido de este viernes fue muy emotivo, desde el principio se respiraba un ambiente que combinaba un sentimiento de nostalgia con festividad, ya que se estaba celebrando toda una trayectoria y haciendo una despedida al mismo tiempo. El Jalisco tuvo en su mayoría a gente vistiendo la casaca del Atlas, hubo muy pocos Rojiblancos en la grada pero no hicieron falta. El partido arrancó de la manera más ideal para Márquez, ya que los Zorros se pusieron al frente con un gol del canterano Ortega a pase de Milton Caraglio desde el primer minuto de juego. Esta ventaja temprano en el partido le permitió a los Rojinegros proteger el resultado durante los 89 minutos que restaron del partido, Rafita quería despedirse con un gol y lo intentó durante todo el partido en cada jugada a balón parado pero no se le pudo dar.

Las Chivas también permitieron que los Zorros tuvieran un resultado ideal para Márquez, pero se acomodaron las circunstancias debido a la final que los Rojiblancos tienen qué disputar la semana que entra ante el Toronto FC en la Concachampions. Matías Almeyda no iba a arriesgar a sus futbolistas titulares, así que decidió poner de inicio a varios jugadores de la cantera y eso fue un factor muy importante que jugó a favor del Atlas. Ya en los últimos minutos del partido, parecía que Gerardo Espinoza iba a dejar a Rafita los noventa minutos, pero en el minuto 89 finalmente decidió darle salida para que recibiera una ovación por parte de todo el Estadio Jalisco que se puso de pie para reconocer la carrera más ilustre que cualquier otro jugador haya tenido en la historia del fútbol mexicano. Ahora sólo falta que Juan Carlos Osorio haga lo justo y le permita a Márquez despedirse del fútbol por completo con su quinto Mundial.

¿Cómo describes la carrera de Rafael Márquez durante sus 22 años como profesional? ¡Danos tu opinión en la sección de comentarios!

Ad

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here