Ad

Los Gunners no pudieron contra uno de los mejores equipos de Europa, el conjunto de Arsene Wenger tuvo el partido para definirlo en casa pero al gol de Lacazzette lo empató Griezmann.

Era el penúltimo partido de Arsene Wenger dirigiendo al Arsenal en el Emirates Stadium, su retirada está cada vez más cerca y como mínimo se esperaba que sus jugadores estuvieran a la altura. Pero tristemente hoy nos recordaron porqué son uno de los equipos más mediocres de la Premier League y porqué en Europa nunca pudieron hacer nada muy importante, hoy a los Gunners se les puso el partido hasta de modo y se terminaron atragantando ante un Atlético Madrid que bajo presión es como funciona de la mejor manera. Los Colchoneros empezaron muy mal el encuentro, ya que a los diez minutos apenas, en defensor croata Vrsaljko vio doble amarilla por faltas innecesarias y terminó dejando a su equipo con diez jugadores durante los siguientes ochenta minutos del partido. La baja inesperada obligó a Diego Simeone a cambiar la táctica, era hora de poner a sus jugadores en un chip defensivo para evitar una debacle.

Ad

Wenger debió haber aprovechado esta ventaja numérica, pero había muy pocos futbolistas dentro de su equipo realmente capaces de sacar la casta en partidos de este prestigio. El primer tiempo estuvo muy tenso, Diego Simeone estuvo que echaba humo durante todo el partido porque consideró injusta la expulsión de su jugador, pero en la repetición se aprecia que sí la mereció por una plancha sobre el rival. Finalmente Simeone también fue expulsado y se perderá la vuelta en el Wanda Metropolitano el próximo jueves, los Colchoneros no permitieron que estas bajas los afectara y supieron aguantar las embestidas de los Gunners. Las acciones más importantes del partido sucedieron en el segundo tiempo, a la hora de partido el Arsenal logró sacar una pequeña ventaja con un cabezazo de Alexandre Lacazzette gracias a un centro de Jack Wilshere.

El Atlético se mantuvo defendiendo durante la última media hora de partido, esperaban un contragolpe porque los Gunners dejaron muchos espacios abiertos con sus constantes intentonas al ataque. Fue a nueve minutos del final cuando apareció el de siempre para el Atlético, el francés Antoine Griezmann que precisamente aprovechó un contragolpe con espacio para matar a la defensa Gunner que no supo proteger el resultado y dejó que los Colchoneros se fueran a la vuelta con este gol de visitante que sin duda se considera una ventaja. Mención también al arquero Jan Oblak, que estuvo a la altura durante el partido con varias intervenciones cruciales para que el conjunto español terminara con este gran resultado. En el otro partido de Europa League, el Marsella sacó una ventaja por 2-0 sobre el Salzburg.

¿Qué equipos crees que lograrán calificar a la gran final de la Europa League? ¡Danos tu opinión en la sección de comentarios!

Ad

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here