Ad

Lo hicieron jugando ante el Bayern Múnich, Salcedo jugó todo el partido mientras que Fabián se terminó quedando en la banca. El héroe del encuentro fue el delantero croata Ante Rebic que anotó doblete.

Desde 1988 que el conjunto del Eintracht Frankfurt no lograba ganar un título de la Pokal, en esta ocasión le tocó a dos futbolistas mexicanos ser parte de un equipo que logró tumbar a un gigante como el Bayern Múnich y dominarlos durante los noventa minutos de la final. El partido parecía que iba a ser dominado por el conjunto Bávaro en todo momento, pero el entrenador Niko Kovac necesitaba tener una buena impresión ante su nuevo equipo, no había mejor manera de lograrlo más que derrotándolos en una final de la Copa de Alemania. En cuanto a los mexicanos que juegan para las Águilas, Kovac aún no considera que Marco Fabián está al 100% de sus capacidades después de la lesión y decidió dejarlo en la banca durante todo el partido. El ex futbolista de Chivas y Cruz Azul vivió la emoción del encuentro desde la orilla del campo.

Ad

Lo de Carlos Salcedo es otra historia, ya que desde siempre ha sido titular para Kovac y hoy no fue la excepción ya que jugó los noventa minutos en los que le tocó cubrir muy de cerca a Franck Ribery entregando excelentes resultados. El ‘Titán’ terminó celebrando su espectacular actuación de la mejor manera, levantando su primer título con el club alemán y siendo clave para su equipo en esta final ante el equipo alemán más exitoso en la historia del fútbol. No cabe duda que Salcedo es de las mejores noticias que tiene Juan Carlos Osorio de cara a esta Copa del Mundo, porque puede respirar tranquilo sabiendo que tiene a un lateral derecho de primer nivel a su disposición. De hecho los intentos del Bayern quisieron ser por esa banda precisamente, pero siempre toparon con pared y Carlos jamás les dio una oportunidad de llegar con peligro al área de su equipo.

El partido tuvo como principal héroe del partido al delantero croata Ante Rebic, que logró anotar el primer gol del partido apenas a los once minutos del primer tiempo. Las Águilas supieron aguantar el resultado hasta el segundo tiempo a pesar de los constantes acercamientos del Bayern, pero Robert Lewandowski le puso emoción en el segundo tiempo con un gol tempranero que empató el partido. Los momentos más emocionantes de esta final estaban reservados para los últimos diez minutos, que fue cuando Rebic logró su doblete después de que su anotación fuera revisada por el video arbitraje por una mano involuntaria de Boateng cuando recuperó la pelota. Con el 2-1 ya en el marcador, al Bayern no le quedaba otra más que arriesgarlo todo. En una de las últimas jugadas del partido que el arquero salió a rematar, Gacinovic aprovechó el rechace y terminó anotando el tercer gol que aseguró la Pokal para las Águilas.

¿Qué te parece este primer trofeo de Marco Fabián y Carlos Salcedo en Alemania? ¡Danos tu opinión en la sección de comentarios!

Ad

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here