Ad

Con goles de Mina, Cuadrado y el ‘Tigre’ Radamel Falcao, Colombia logró derrotar con mucha claridad a Polonia en la Arena Kazán y se acerca a la clasificación.

Con lo que ha demostrado la Selección de Colombia el día de hoy, cualquier equipo que los vaya a enfrentar en los octavos de final estará nervioso por el fútbol ofensivo demoledor que mostró este fin de semana. Se esperaba que la Selección de Polonia ofreciera un rendimiento mucho mayor del que nos terminó mostrando hoy, pero haberse quedado así de cortos es en gran parte culpa de los colombianos. Ya en el primer partido que disputaron contra Japón cuando perdieron, un penal tempranero en contra terminó echando a perder el plan que José Pekerman tenía para enfrentar al conjunto asiático. Pero en este partido contra Polonia el planteamiento que se hizo salió a la perfección, Colombia fue capaz de demostrar todas sus armas y finalmente nos entregó la versión de equipo que todos esperábamos desde la primer jornada. Pero para entender el funcionamiento ofensivo de Colombia, no podemos hacerlo en su plenitud sin mencionar que la presencia de James Rodríguez en este equipo es trascendental.

Ad

El media punta del Bayern Múnich había entrado de cambio en el partido contra Japón y no alcanzó a ayudar a su equipo en ese primer partido, una lesión en el sóleo lo llevó a empezar ese encuentro en el banquillo para detrimento de su selección. Pero José Pekerman y el equipo de físios colombiano, planearon un régimen específico de recuperación para James que le permitió recuperarse al 100% justo a tiempo para este partido que era el más importante del Grupo H para que Colombia siguiera soñando con la clasificación. El impacto de James se notó desde el primer tiempo, ya que de sus botas nació una hermosa asistencia para que Yerry Mina llegara a meter un gol de cabeza que ponía a su equipo al frente en el marcador justo antes del descanso. Haber llegado hasta el segundo tiempo con la suficiente confianza y seguridad, se debe en gran parte a la excelsa actuación de David Ospina que por lo menos hizo tres atajadas clave a Robert Lewandowski a lo largo del partido.

La otra historia importante y tal vez la más conmovedora, es la de Radamel Falcao García. El delantero colombiano se había perdido el Mundial pasado cuando su selección llegó hasta semifinales de Brasil 2014 debido a una grave lesión de rodilla, llegó a esta Copa del Mundo en una edad de veterano pero con toda la ilusión y durante el minuto 69 de este partido tuvo finalmente su oportunidad de anotar su primer gol en una Copa del Mundo. La jugada estuvo orquestada otra vez por James que sirvió la pelota a Quintero en el medio campo y el mediocampista de River Plate le puso un pase filtrado hermoso al ‘Tigre’. Radamel se plantó frente al arquero polaco y definió con un golpeo de tres dedos, todos sus compañeros fueron a abrazarlo para celebrar este momento tan esperado por todos. Ya para cerrar, James todavía tenía más magia qué regalarnos al darle un pase desde atrás del medio campo que dejó solo a Cuadrado para que anotara el tercero de Colombia sin problemas. Estos tres puntos ponen a Colombia de modo para quedarse con un puesto entre los clasificados a los octavos de final, ahora sólo tienen qué vencer a Senegal en el siguiente partido.

¿Qué te pareció la actuación de Colombia frente a Polonia? ¡Danos tu opinión en la sección de comentarios!

Ad

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here