Ad

Después del empate con goles de Harry Kane y un heroico Yerry Mina, Colombia llevó a Inglaterra al límite y hasta el drama de los penales. Pickford y Dier fueron los héroes de la tanda.

Ya sabíamos que esto iba a terminar siendo una batalla casi campal entre Inglaterra y Colombia, el Estadio del Spartak de Moscú nos daba un preludio de una batalla incansable entre dos equipos que se convirtieron en guerreros. La Selección de Colombia sufrió la pérdida de James Rodríguez debido a una lesión muscular y esto les quitaba la posibilidad de tener en el campo a su jugador más determinante, pero esto no les iba a desalentar para intentar buscarse un boleto a los cuartos de final donde Suecia ya espera al ganador de este último duelo de los octavos de final. Prácticamente desde el inicio del partido se supo el tipo de propuesta que iban a darnos ambos equipos, Inglaterra buscaba mantener el balón y Colombia esperó atrás durante el primer tiempo. Pero lo que estaba claro sobre todas las cosas, era que Colombia iba a todas las jugadas con el cuchillo entre los dientes y no tener a James no iba a ser un obstáculo para que fueran por el partido.

Ad

Futbolísticamente hablando, este juego ha sido uno de los más trabados de toda la Copa del Mundo como era de esperarse. Después de un primer tiempo en el cuál Inglaterra dominó en juego ofensivo pero Colombia supo aguantar bien metido atrás, para la segunda parte el conjunto Sudamericano se atrevió un poco más a ir al frente. Sustituyendo a James Rodríguez estaba Juan Fernando Quintero, un chaparrito con mucha chispa que siempre intentó meter pases en diagonal o verticales con peligro para Radamel Falcao. Apenas a los doce minutos del segundo tiempo llegó la ventaja para Inglaterra después de que Harry Kane logró que el árbitro de Estados Unidos Mark Geiger le marcara un penal, el propio Harry se perfiló para marcarlo con un disparo fuerte al centro. Los jugadores colombianos obviamente no daban crédito porque en la acción entre Kane y Carlos Sánchez, no se apreciaba una falta del colombiano.

Con la desventaja en el marcador el partido cambió demasiado durante lo que restó del segundo tiempo, el partido se ensució bastante y ambos lados coquetearon con tarjetas rojas a lo largo del encuentro. Pero el silbante Mark Geiger no cedió, se limitó a sacar tarjetas amarillas en las jugadas más graves y así no echó a perder un partido que estaba buenísimo. Lo único que necesitaba Colombia era una oportunidad, cerca del final Mateus Uribe tuvo el empate en sus botas pero su disparo lejano fue desviado por el arquero Jordan Pickford. Y justo en una de las últimas jugadas en un tiro de esquina a favor de Colombia, volvió a aparecer el salvador Yerry Mina con un portentoso cabezazo que mandó el partido al alargue. Colombia logró aguantar durante el tiempo extra, lo suficiente como para mandar el juego a penales. Ya en la tanda el héroe fue Jordan Pickford al atajar un cobro clave contra Carlos Bacca, Eric Dier terminó aprovechando eso y anotó el gol de la victoria para que Inglaterra pase a cuartos de final donde jugará contra Suecia.

¿Quién mereció pasar a cuartos de final más, Inglaterra o Colombia? ¡Danos tu opinión en la sección de comentarios!

Ad

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here