Ad

Los azares del destino llevaron a la leyenda del fútbol francés, Thierry Henry, a estar del lado enemigo de la selección donde se convirtió en un mito para sus compatriotas.

Durante el verano de 1998 cuando se jugaba la Copa del Mundo en Francia, un joven Thierry Henry formaba parte de la generación dorada del fútbol galo que tenía a Zinedine Zidane como principal estandarte. ‘Tití’ no era tan titular como lo fue en años posteriores pero aún así fue muy importante para ese equipo, y a la temprana edad de 20 años se convirtió en el goleador del equipo que a la postre terminó campeón contra el Brasil de Ronaldo Nazario. Thierry terminó anotando tres goles en ese torneo, celebró el título por todo lo alto junto a todos sus compatriotas luego de una final histórica que consagró a esa generación. Dos años después en la Eurocopa de Holanda/Bélgica, Henry volvió a ser clave para equipo anotando otros tres goles y formando parte de un histórico campeonato que no dejaba lugar a dudas en esta generación dorada. Pero hoy el ex goleador galo estará del otro lado del banquillo en una semifinal del Mundial como auxiliar técnico de Bélgica, seguramente con sentimientos encontrados y despertando suspicacias.

Ad

Por un lado tenemos a todos los franceses que hoy en día ven como una anécdota miscelánea la presencia de Henry del otro lado del campo. Ya se han pronunciado varios ilustres de su propia generación, pero uno de sus capitanes en ese equipo fue Didier Deschamps y hoy expresa lo que piensa sobre la decisión que tomó Henry en tomar este trabajo como auxiliar técnico de Bélgica. El estratega francés acepta que será un poco raro verlo a ‘Tití’ con los colores de los Diablos Rojos y está seguro de que será un día complicado para él porque su corazón estará con su país pero su mente con el equipo al que representa en esta Copa del Mundo: “Será una gran experiencia para él, necesita adquirir experiencia como entrenador… Le apreció mucho porque jugamos juntos. Él era muy joven y yo más veterano. Es una situación muy difícil para él, porque forma parte del equipo enemigo. En el momento en el que él se unió al equipo de Roberto Martínez sabía que esto podía pasar. Habrá que preguntarle a él qué siente…”, dijo Deschamps en conferencia de prensa este lunes.

Por otro lado está el lado del conjunto belga, en el que todos los futbolistas de la selección de los Diablos Rojos ven a Henry como una adición muy especial para el equipo y al que escuchan siempre atentamente debido a la inigualable experiencia que tiene en este tipo de torneos a nivel de selecciones. El mismo entrenador español Roberto Martínez, explicó los detalles de lo que el ex delantero aporta día a día al equipo y lo mucho que se le valora como una pieza importante de la maquinaria belga. El ex técnico del Everton prácticamente confesó que el aporte de Henry ha sido clave para que el equipo haya llegado hasta estas instancias del torneo, especialmente por sus consejos en el partido contra Brasil por sus dos victorias ante ese equipo como jugador en Copas del Mundo: “Su trabajo en los dos últimos años ha sido increíble. Yo llevo 12 años con el mismo equipo, así que la idea la tengo clara, pero no teníamos un líder con experiencia internacional, un campeón del mundo como él. Él es la élite, un campeón del mundo… Pero también es un gran entrenador y nos ayuda en muchas cosas. Es una pieza perfecta para nosotros”, sentenció Martínez.

¿Cómo piensas que vivirá Thierry Henry este partido entre Francia y Bélgica el próximo martes en San Petersburgo? ¡Danos tu opinión en la sección de comentarios!

Ad

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here