Ad

Tuvo qué ser un solitario cabezazo de Samuel Umtiti el que decidió un partido cerradísimo entre los dos mejores equipos en esta Copa del Mundo, Bélgica luchó hasta el final pero Francia se quedó con el pase a la final.

En la primer semifinal de la Copa del Mundo en Rusia 2018, se esperaba un partido memorable entre Francia y Bélgica que iba a sacar chispas por la indiscutible calidad ofensiva con la que llegaban ambos equipos. No había realmente a cuál de los dos irle, porque ambas selecciones están plagadas de estrellas de clase mundial y como no teníamos realmente un gallo en la pelea, sólo nos quedaba disfrutar de un juego de élite al más alto nivel futbolístico como es una Copa del Mundo. El partido desde el minuto uno nos dejó destellos del duelazo que se nos venía encima, el primero en darnos una señal de que venía a relucir fue el jovencito Kylian Mbappé, que realizó una de sus características arrancadas por la banda y arrancó el suspiro de todo el estadio en San Petersburgo. Pocos minutos después Hazard se plantó frente a Lloris pero su disparo se fue apenas por un lado, Kevin de Bruyne estuvo muy bien con la asistencia en esa jugada. Estas dos acciones marcaron el tono de un partido que iba a ser un delicioso toma y daca, olía a niche histórica para los arqueros.

Ad

Precisamente fue Lloris el primero que se hizo presente con un atajadón en el fondo tras un remate de De Bruyne durante un tiro de esquina, después Olivier Giroud tuvo un par de ocasiones en las que Mbappé lo dejó sólo frente al arquero pero la defensa belga logró ponerse en medio para detener sus disparos. Justo después de esto llegó una de las jugadas clave del partido, con Thibaut Courtois invocando a su Iker Casillas interno y desviar un disparo de Pavard que llegaba desde la banda para rematar con poco ángulo; en esta jugada otra vez Kylian Mbappé demostró sus cualidades de habilitador y los estragos que puede ocasionar a cualquier defensa que se enfrente con su rápido rompimiento de líneas. El duelo se fue al descanso con un empate sin goles, pero una sensación de que la gente se lo estaba pasando bomba con tremendo partido que nos estaban regalando ambos equipos, un juego que bien pudo haberse jugado en la final y nadie se hubiera quejado. La segunda parte nos tenía guardadas varias jugadas tan emocionantes como las del primero, también nos trajo la jugada en la que se produjo el único gol del partido.

Apenas habían pasado siete minutos en este encuentro cuando se marcó un tiro de esquina para Francia, era un partido tan cerrado y con los arqueros en un estado de forma tan espectacular, que la ventaja sólo podía llegar en un momento como este. El central del FC Barcelona Samuel Umtiti, se elevó a primer palo en el cobro de tiro de esquina y llegó a rematar de cabeza para poner el gol que valía una final del Mundial para el conjunto francés. Con este resultado, Francia se dedicó a manejar el resultado y aguantar los incesantes acosos de un equipo belga que no sabe lo que es rendirse y mientras hubiera tiempo en el reloj la esperanza seguía viva. Es una verdadera lástima que este conjunto belga se haya quedado en esta instancia del Mundial, ya que merecieron por lo menos llegar a la final de acuerdo con lo que mostraron a lo largo de todo el torneo. Pero al final la defensa francesa y el partidazo de ambos arqueros, mantuvieron este marcador que terminó siendo engañoso porque pudimos disfrutar un partido que se va a quedar para la historia entre los mejores partidos en la historia de los Mundiales. Francia espera a Inglaterra o Croacia que se enfrentarán mañana.

¿Cuál fue tu jugador favorito de esta semifinal entre Francia y Bélgica? ¡Danos tu opinión en la sección de comentarios!

Ad

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here