Ad

El flamante Campeón del Mundo con Francia ha logrado igualar lo que sólo el Rey Pelé pudo hacer, de paso también aseguró que se queda en el PSG.

Desde que Leo Messi se lanzó al fútbol como profesional que no veíamos a un jovencito de 19 años hacer cosas tan grandes a una edad tan temprana, ni siquiera Cristiano Ronaldo podía presumir de estar al nivel que Kylian demostró a lo largo de esta Copa del Mundo con los mismos años cumplidos. Messi por su parte apenas empezaba a dar sus pasos en el Mundial de Alemania 2006 donde le anotaba gol a Serbia y unos días después cumplía los 19 años. El año que siguió para Messi fue el que prácticamente lo consagró como estrella mundial, anotó su primer hat-trick en el Santiago Bernabéu contra el Real Madrid y emuló a Diego Maradona anotando ese famoso gol contra el Getafe en la Copa del Rey. Después de once años de espera, finalmente podemos decir que hemos encontrado a un jugador que tiene todo para continuar con el legado que Messi y CR7 dejarán cuando se retiren.

Ad

El delantero de 19 años Kylian Mbappé fue nombrado como el mejor jugador joven de la Copa del Mundo, pero fácilmente pudo haber competido por el premio al mejor futbolista del torneo e incluso logró anotar gol en la final contra Croacia; algo que ni Leo ni Cris lograron hacer hasta ahora en sus carreras. Mbappé de ahora en adelante no será comparado con esos dos monstruos, el muchacho parisino ahora se sienta en la misma mesa de Pelé por lo que logró en esta final contra el conjunto croata. Con el cuarto gol de Francia que logró anotar, Mbappé se convierte en el segundo jugador más joven que anota gol en una Copa del Mundo con 19 años, sólo por detrás de Pelé que logró anotar en la final de Suecia 1958 a los 17 años de edad. Sólo pensar en lo que ha logrado el delantero francés y en la increíble futuro que tiene, nos recuerda que hay más de un equipo que ahora mismo está haciendo lo posible por ficharle.

Pero Mbappé quiso salir a callar rumores y dijo lo siguiente: “Me quedo al cien por ciento en el PSG. Yo sigo mi camino, estoy al principio de mi carrera. He jugado como siempre. Marcar en una final es siempre particular. He trabajado mucho para llegar a momentos como éste, pero no es el final, hay que seguir. Tengo la ambición de ir más lejos. Para ganar hay que creer, no sólo vale tener calidad, sino saber que tienes calidad. Es la base, pero sobre todo hay que creer. El que más cree, acaba ganando. Nosotros creíamos desde el principio, pero si lo hubiésemos dicho nos hubiesen tomado por locos. Estoy preparado para este tipo de cosas pero luego hay que demostrarlo en el campo. La selección genera mucha presión, pero si tú estás seguro de ti mismo, rodeado de grandes compañeros se pueden conseguir cosas como esta”, compartió un feliz Kylian Mbappé en zona mixta tras la final.

¿Cómo definirías la participación de Kylian Mbappé en su primer Mundial con 19 años? ¡Danos tu opinión en la sección de comentarios!

Ad

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here